jueves, 10 de julio de 2014

¿Debe o no lavarse el pollo?



La carne de pollo cruda puede contener microorganismos patógenos los cuales pueden multiplicarse a temperaturas en un rango de 4 ºC  a 60 ºC. Sin embargo, el riesgo puede prevenirse con una manipulación higiénica correcta, una adecuada cocción y refrigeración . Recientemente, la Agencia de Alimentos Británica (FSA) ha alertado a los consumidores para que dejen de lavar el pollo crudo antes de cocinarlo, una práctica que llevan a cabo un 44% de los británicos, con el objetivo es reducir el riesgo de contaminación por Campylobacter, considerada una de las formas más comunes de intoxicación alimentaria en ese país.

Lavarlo antes de cocinar, puede transferir Campylobacter en las manos, en la ropa, superficies de trabajo a través de las salpicaduras de las gotas de agua mezcladas con la sangre y carne del ave. La bacteria se encuentra difundida en la carne de aves de corral y afecta, según la Agencia de Alimentos Británica (FSA), a unas 280.000 personas al año en el Reino Unido, del total de intoxicaciones por esta bacteria, cuatro de cada cinco proceden de aves contaminadas. La recomendación de la FSA se inscribe dentro de la Semana de la Seguridad Alimentaria 2014,  y que este año se centró en el lema "No lavar el pollo crudo", con el objetivo de brindar al consumidor las herramientas necesarias para que pueda prevenir posibles peligros consecuencia de una mala manipulación de la carne de pollo cruda.


1 comentario:

  1. Esta es una recomendación de la Agencia de Alimentos Británica, por lo cual es importante tomarla en cuenta.

    ResponderEliminar